Etiquetas

, , , ,

El 43,6% de pacientes de tipo 2 no tienen un seguimiento adecuado de sus niveles de azúcar y presión arterial, según el estudio de mayor alcance sobre el control de esta enfermedad en Europa, realizado con más de 286.000 enfermos por la Agencia de Salud Pública de Cataluña, el Institut Català de la Salut (ICS) y el Institut d’Investigació en Atenció Primària (Idiap).

Este mal control de la diabetes se debe, en la mayoría de casos, a que el paciente opone “fuerte resistencia a inyectarse insulina y opta por no hacerlo”, ha revelado en rueda de prensa uno de los líderes del estudio, el doctor Dídac Mauricio, que considera muy satisfactorio que el 56,1% de catalanes sí tenga un seguimiento adecuado de la enfermedad.

“Hay que mejorar el control glucémico lo antes posible porque los casos se van a ir incrementando mucho cada año”, ha revelado Mauricio, y ha recordado que la obesidad y el sedentarismo dispararán la prevalencia de la diabetes, que afecta al 7,6% de la población.

De hecho, los malos hábitos de salud que tienen la mayoría de los catalanes “están precipitando el inicio precoz de la diabetes”, según Mauricio, una tendencia que se sumará al incremento de casos no diagnosticados, cuya afectación se estima actualmente en un 6%.

COMPLICACIONES

El estudio, bautizado como ‘eControl DM_AP’, también revela que el 20% de los diabéticos tienen algún grado de insuficiencia renal crónica y el 18% presenta complicaciones cardiovasculares: el 11,3% ha sufrido cardiopatías isquémicas y el 6,5% de ellos han sufrido un ictus.

Los datos también han permitido detectar que el 72,6% de los diabéticos que se medican, reciben tratamiento oral, mientras que el 23,4% de ellos se inyectan insulina, bien sea combinada con fármacos orales o sin.

COPAGO Y EURO POR RECETA

El hecho de que el copago y el euro por receta hayan disparado el precio que tienen que pagar los pacientes para acceder a la insulina “puede ser un motivo para dejar el tratamiento”, ha admitido Mauricio, aunque ha recordado que aún no hay datos sobre el impacto de estas tasas en los enfermos crónicos.

Aún así, el director de la ASPC, Antoni Mateu, ha recordado que “la Generalitat ha establecido un techo máximo de gasto, por lo que el hecho de que algunos pacientes no se mediquen es más por miedo”.

Además, ha recordado que “el consumo de fármacos para la diabetes de está manteniendo estable”, aunque ha admitido que las quejas ciudadanas han llegado al Consejo Asesor.

Fuente: Europapress